Noticias

La nueva sede de Afam será un Centro de Día que atenderá a treinta usuarios

 

La portavoz municipal, Carmen Yáñez, la delegada de Servicios Sociales, Catalina Alarcón, y la delegada de Diversidad Funcional e Inclusión, Susana Fajardo, han visitado las obras de la que será nueva sede de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras demencias de Mérida y Comarca (AFAM) ha sido cedido por el Ayuntamiento; se ubica en la calle Enrique Díez Canedo, en la barriada de Bellavista.

“Son unas actuaciones para la adecuación, accesibilidad, climatización y equipamiento de un centro que va a necesitar además un mobiliario específico para las terapias y actividades que aquí se van a realizar” ha explicado Carmen Yáñez añadiendo que “la nueva sede de Afam es una reivindicación histórica y necesaria para mejorar la calidad de vida de los pacientes sino también de sus familiares y la carga que tiene como cuidadores”.

Para las obras de mejora y acondicionamiento cuenta con una subvención de la Junta de Extremadura de 50.000 euros, cantidad a la que se suma la cifra de otros 20.000 euros, estos procedentes del Ayuntamiento, que se destinarán a la climatización del edificio.

El nuevo edificio ofrecerá los servicios de Centro de Día en el que se va a poder atender a 20 usuarios de forma interna y a otros 10 de forma externa.

El alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, y la presidenta de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFAM), Julia Martínez, firmaron el pasado mes de mayo el contrato de cesión del derecho de uso de unas instalaciones de titularidad municipal para esta asociación. Se trata de dos locales de 400 metros cuadrados por un lado y 300 metros cuadrados en el otro con una superficie ajardinada donde se instalarán juegos para la rehabilitación de los enfermos.

Habrá salas para psicólogos, fisioterapeutas, gimnasio, trabajadora social que trabajará con los enfermos y las familias en cuestiones de orientación y apoyo, y una zona de recreo. También se incluye comedor y sala de reposo y tendrá un horario desde las diez de la mañana a las seis de la tarde.

El personal de este centro de día estará conformado por siete profesionales de la asociación: dos gerocultores, fisioterapeutas, terapeuta ocupacional, psicóloga y trabajadora social. Desde la asociación se calcula que, si todo va sobre lo previsto, podrían trasladarse a esta nueva sede en el último trimestre de 2020.